header divorcio mutuo acuerdo 3 -

DIVORCIO MUTUO ACUERDO

Cuando una pareja decide poner fin a su relación de forma definitiva, existen diferentes opciones de divorcio: contencioso o de mutuo acuerdo. Esta última tiene un procedimiento más rápido y sencillo, además de barato. Es suficiente con presentar la demanda de divorcio y del convenio regulador, un documento legal en el que se especifican todas las medidas relativas a la guarda y custodia de los hijos: régimen de visitas, estancias, uso de la vivienda familiar, y pensiones alimenticias y compensatorias.

Una de las principales razones por las que el divorcio de mutuo acuerdo es más económico que el contencioso es que ambos miembros actúan representados por el mismo procurador. Del mismo modo, su defensa la lleva a cabo un único abogado.

Existe un único requisito para alcanzar el divorcio de mutuo acuerdo: los cónyuges deben llevar como mínimo tres meses casados, tal y como especifica el Código Civil. No obstante, existe una excepción, y es que uno de los miembros debe acreditar que existe algún tipo de riesgo para su vida, integridad física o moral, libertad e indemnidad sexual. Claro que en este caso no se trataría de un divorcio de mutuo acuerdo.

Los cónyuges tienen que estar representados por un abogado, además de prestar su consentimiento ante el Letrado de la Administración de Justicia, o notario en su defecto. Además, los hijos mayores como menores de edad y que estén emancipados, tienen que dar su consentimiento acerca de aquellas medidas que les afecten de algún modo si no tienen ingresos propios y residen en la vivienda familiar. En caso de que los cónyuges tengan hijos menores de edad, el divorcio de mutuo acuerdo tiene que tramitarse obligatoriamente en el Juzgado, con la intervención de diferentes figuras: abogado y procurador. Además, es fundamental la intervención del Ministerio Fiscal, encargado de velar por los intereses de los menores.

¿QUÉ ES?

El divorcio se define como la disolución del vínculo del matrimonio. Es por lo tanto un trámite diferente a la separación, que supone la suspensión del matrimonio.

El divorcio de mutuo acuerdo, también conocido como divorcio amistoso, se puede llevar a cabo en el letrado de la Administración de la Justicia o ante el Juzgado de Primera Instancia. Si no hay hijos fruto del matrimonio, el proceso también se puede llevar a cabo ante notario. La demanda debe ir acompañada de un convenio regulador, en el que se establecen aspectos básicos, como el reparto de bienes en común o el régimen de visitas de los hijos del cónyuge que no tiene su custodia.

Una vez aprobada la sentencia de divorcio, ambos cónyuges son solteros. Por lo tanto, pueden volver a casarse por la vía civil en el momento en que lo deseen.

En relación a los hijos, la pareja debe acordar una serie de factores muy importantes: quién tiene la custodia, cómo se van a organizar las visitas del otro cónyuge y cuál es la pensión alimenticia que van a recibir. La custodia puede recaer en uno de los cónyuges o, si la relación y las condiciones son óptimas, ser compartida.

Si la custodia de los hijos menores la tiene uno de los miembros de la pareja, hay que organizar un régimen de visitas. En muchos casos se establecen fines de semana alternos, así como dos tardes en días entre semana. Respecto a la pensión de alimentos, depende del volumen de ingresos de ambos cónyuges, así como del número de hijos y de sus necesidades concretas.

¿Cuáles son sus ventajas?

PRECIO

Este tipo de divorcio es gestionado por un único abogado y procurador. Además, los trámites necesarios son menores que en el caso de divorcio contencioso. Así, los costes son menores.

PROCESO

Cuando una pareja ha tomado la decisión de divorciarse, lo mejor es que el proceso sea rápido y ágil. Si no hay hijos menores, con la reforma de la Ley de Jurisdicción Voluntaria se puede a través de escritura pública divorciarse ante notario.

ACUERDO

Cuando el divorcio es de mutuo acuerdo, son los cónyuges quienes determinan los diferentes aspectos del convenio regulador. Por lo tanto, son fruto del consenso entre ambos, ajustándose de forma precisa a las circunstancias de cada familia.

RESULTADO

En este caso, ambos cónyuges “ganan”. No existe un ganador y un perdedor, sino un acuerdo al que han llegado a través de un consenso. No hay que olvidar la carga psicológica que supone un trámite de este tipo para la pareja, más aún cuando hay hijos. Por lo tanto, cuanto mayor acuerdo exista acerca de los diferentes puntos del convenio regulador, todo resulta mucho más sencillo.

¿Cuánto tarda en tramitarse un divorcio amistoso?

El procedimiento del divorcio de mutuo acuerdo es el siguiente.

  • En primer lugar, ambos cónyuges interponen una demanda encabezada por su procurador, la cual debe estar firmada por su abogada. Debe acompañarse del convenio regulador, así como de la certificación literal de matrimonio, y la certificación literal de nacimiento de los hijos, si los hay.
  • La demanda se reporta al juzgado. Una vez admitida, los cónyuges serán citados para ratificar el convenio regulador.
  • Si en el matrimonio hay hijos menores de edad, es necesaria la intervención del Ministerio Fiscal, responsable de velar por sus intereses.
  • En caso de que el Ministerio Fiscal y el juez no pongan ningún tipo de objeción al convenio regulador, se aprueba y dicta sentencia.

Este tipo de divorcios se pueden resolver en dos o tres meses como máximo. En caso de que no haya hijos menores y los cónyuges opten por acudir a un notario, el plazo se puede reducir hasta tres o cuatro semanas.

banner divorcio mutuo acuerdo 2 -

¿Cuánto cuesta?

Si os estáis preguntando cuánto cuesta un divorcio de mutuo acuerdo, la cifra depende de diversos factores, como los honorarios del abogado. Los precios a nivel nacional oscilan entre los 400 y los 900 euros, por lo que podemos establecer una media de 750 euros. En cuanto al coste del procurador, el promedio es de 100€. Por lo tanto, este trámite supone alrededor de 1.000 euros.

Con hijos o sin hijos

Respecto a los hijos frutos del matrimonio, hay tres aspectos a determinar: quién tiene su custodia, cómo se van a realizar las visitas del otro cónyuge, y qué pensión de alimentos van a recibir. En cuanto a la custodia de los menores, existen dos grandes opciones: que uno de los miembros ejerza su custodia, o que la ejerzan ambos. En caso de custodia compartida, hay que pactar el régimen de visitas. Es frecuente que el cónyuge que no tiene la custodia tiene a sus hijos los fines de semana alternos, así como dos tardes de días entre semana. Por lo general, las vacaciones se reparten por igual.

Y, por último, la pensión alimenticia es la cantidad de dinero que el progenitor que no tenga la custodia de los menores debe abonar mensualmente por cada uno de los hijos. La cuantía depende de diversos factores, como los ingresos del progenitor, o el número de hijos.

¿Qué hay que tener en cuenta?

En un divorcio de mutuo acuerdo, hay que tener una serie de detalles clave. Por un lado, ambos cónyuges deben buscar asesoramiento legal. Para realizar los trámites deben acudir a un abogado. Para ello, puedes completar el formulario o afiliarte a Legálitas. Un abogado especializado en divorcios se pondrá en contacto contigo para asesorarte y orientarte acerca de los aspectos más importantes que debes acordar con tu expareja.

Por otro lado, el convenio regulador es el documento más importante ya que en él se determinan todos y cada uno de los aspectos relativos a factores fundamentales: vivienda familiar, pensión alimenticia de los hijos, custodia, régimen de visitas, etc. Este convenio se negocia entre los cónyuges.

Y, por último, es importante recordar la necesidad de solicitar el certificado literal de matrimonio, así como el certificado literal de cada uno de los hijos en el Registro Civil. La solicitud hay que realizarla de forma presencial. En caso de contar con certificado electrónico, también se puede solicitar por Internet, en la web del Ministerio de Justicia. La solicitud es gratuita, y para obtener los certificados es necesario presentar la documentación del libro de familia, la fecha y lugar de matrimonio, o de nacimiento.

 

banner tramites papeles 2 -

¿Cuáles son los papeles necesarios?

El convenio regulador es un acuerdo al que llegan ambos cónyuges en el divorcio express. Debe contener una serie de aspectos fundamentales:

  • El convenio regulador es un documento legal firmado por ambas partes que debe contener una serie de aspectos.
  • Hijos: si los cónyuges tienen hijos, en el convenio regulador se determinan algunos principios básicos como el ejercicio de la patria potestad, y el régimen de visitas, estancia y comunicación.
  • Vivienda: por supuesto, es esencial determinar el uso y atribución tanto de la vivienda en sí, como de los enseres que hay en su interior.
  • Cargas económicas: otro de los aspectos que se reflejan en el convenio regulador son las cargas económicas del matrimonio.
  • Bienes gananciales: si procede, también se incluye la liquidación de bienes gananciales del matrimonio.

Una vez ambos cónyuges firman el convenio, hay que presentar el documento junto con la demanda de divorcio, y los documentos anteriormente mencionados, en el juzgado de familia. El juez es el encargado de su estudio, analizando si cumple todos los requisitos legales. Si todos los trámites se han realizado conforme a la legalidad, aprueba el divorcio dictando sentencia, de modo que todas las medidas quedan ratificadas de manera definitiva.

En caso de que haya hijos menores de edad, el juez también necesita el informe previo del Ministerio Fiscal, responsable de velar por sus intereses y protección. El acuerdo de los cónyuges es aprobado por el juez si este determina que es perjudicial para uno de los miembros, o que resulta desfavorable para los hijos.

Una de las preguntas más frecuentes acerca del divorcio de mutuo acuerdo tiene que ver con si es posible divorciarse directamente, o ambos cónyuges deben separarse antes. A partir de la reforma llevada a cabo con la publicación de la Ley 15/2005, de Separación y Divorcio, no es necesario solicitar previamente la separación judicial.

Otra de las cuestiones más comunes tiene que ver con la necesidad de alegar algún tipo de causa para la concesión del divorcio de mutuo acuerdo. No, ya no es necesario alegar causa alguna para presentar la demanda de divorcio.

Y, por último, cabe destacar la necesidad de contratar dos profesionales: abogado y procurador. En este caso es recomendable que para contar con un buen equipo trabajes con Legálitas consultando a través del formulario disponible en esta misma web.

5/5 (1 Review)