header divorcio contencioso 2 -

DIVORCIO CONTENCIOSO

Al poner fin a una relación matrimonial existen diferentes opciones de divorcio. Por una parte, el divorcio exprés; y por otra, el divorcio contencioso. En el primer caso los dos cónyuges están de acuerdo; mientras que en el segundo caso una de las partes solicita el divorcio sin el consentimiento del otro miembro del matrimonio.

En cualquier caso, hay una serie de requisitos que deben darse sí o sí para poder finalizar una relación de forma legal que permite de nuevo poder casarse por lo civil. En primer lugar, debe haber pasado un mínimo de tres meses desde el inicio de dicho matrimonio. Aunque este rango de tiempo no es necesario en el caso de existir riesgo de la vida, la libertad o integridad de una de las partes del matrimonio o de los hijos de este.

QUÉ ES UN DIVORCIO CONTENCIOSO

En términos legales se trata de un proceso más complejo y complicado. En cuanto a definición, un divorcio contencioso es la disolución de un matrimonio en la que una de las partes presenta una demanda con la disconformidad de la otra. Es decir, ambos cónyuges no están de acuerdo en poner fin a la relación matrimonial. Por lo que la parte demandada tiene la capacidad de oponerse o presentar otro discurso. En estos casos donde no se consigue llegar a un acuerdo es el juez quien fija las propuestas y alegaciones a seguir en el convenio final. El Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil recogen que sí se puede solicitar el divorcio contencioso sin el consentimiento de una de las partes.

Este tipo de divorcio se puede dar desde un principio cuando se decide dicha disolución del matrimonio. O, por el contrario, iniciar el proceso como un divorcio de mutuo acuerdo y acabar transformándolo en uno contencioso a causa de malentendidos a la hora de liquidar los bienes gananciales, al asignar la custodia de los hijos, el régimen o cualquier otro aspecto relacionado. Por lo que esta ruptura unilateral en un principio podría tratarse de un divorcio de mutuo acuerdo y darse una transformación al haber un desacuerdo en el convenio regulador.

Con hijos o sin hijos

En el caso de que los hijos del matrimonio sean menores, el juez siempre velará por el interés de estos. Además, siempre que se pueda y sean mayores de doce años, tendrán el derecho a ser oídos. Sobre ellos, o bien en el convenio regulador, los padres o el juez, se decidirá si la patria potestad es total o parcial para uno de los cónyuges.

Para ello se llevará a cabo la guarda y custodia, donde el juez debe recabar el Informe del Ministerio Fiscal y escuchar a los menores siempre que se pueda. Sin embargo, no se procederá a la guarda conjunta cuando cualquiera de las dos partes este en un proceso penal por atentar contra la vida, integridad física, libertad moral o sexual contra el otro cónyuge o los hijos. Ni tampoco si existen indicios de violencia doméstica.

¿QUÉ SE NECESITA PARA PONER FIN A UN MATRIMONIO DONDE LOS CÓNYUGES NO ESTÁN DE ACUERDO?

Para acabar con una relación matrimonial no es preciso alegar ninguna causa. Pero sí es de obligado cumplimiento que cada miembro del matrimonio acuda al juicio representado por un abogado y un procurador diferente. Por tanto, el divorcio contencioso es más caro, más largo y más complicado.

La demanda de divorcio tiene que ser redactada y firmada por un abogado y por un procurador, y además debe ir acompañada con el Certificado de Inscripción del Matrimonio en el registro civil, el Certificado de Nacimiento e Hijos si los hay, y los documentos que confirmen una situación económica en el caso de solicitar medidas de carácter patrimonial.

Una vez el demandado reciba dicha demandada debe contestar por escrito. Un escrito realizado por un abogado y un procurador. Más tarde se lleva a cabo una citación de un Juicio para sentenciar y fundamentar las distintas peticiones.

abogado firma sentencia 2 -

 

PLAZOS Y TIEMPO DEL DIVORCIO CONTENCIOSO

Es necesario que pasen tres meses desde el momento que se contrae el matrimonio para poder divorciarse. Sin embargo, este tiempo no es necesario cuando hay riesgo de una de las vidas, la integridad física, la libertad, la integridad tanto moral como sexual, del cónyuge que demanda, del demandado o de los hijos.

Sobre cuánto tardan en tramitarse las disoluciones matrimoniales contenciosas puede variar entre 8 o 12 meses desde que se inicia el proceso. Esto dependerá de cada juzgado.

CONVENIO REGULADOR EN EL DIVORCIO SIN ACUERDO

Este documento es necesario en cualquier tipo de divorcio. Aunque hay una serie de elementos que deben estar incluidos en el convenio regulador de un divorcio contencioso:

INFORMACIÓN SOBRE LOS HIJOS

Todo lo relacionado con el cuidado, la custodia, el régimen de visitas, las pensiones alimenticias…

VISITAS

También dejar claro las visitas de la familia extendida, como los abuelos u otros familiares

HOGAR

Dejar clara cuál es la vivienda familiar y el ajuar

ACUERDOS

En caso de que exista, la pensión compensatoria. También los diferentes acuerdos entre ambas partes que hayan podido darse

TIEMPO

Las semanas, días y horas que ambos dedican al cuidado de los hijos, las tareas domésticas, las horas de trabajo…Además del resto de condiciones del trato.

CONDICIONES ECONÓMICAS

En común y por separado, junto a las necesidades que cada uno tiene.

OTRAS

Las demás circunstancias relevantes consideradas por ambas partes.

CONTACTAR CON UN BUEN ABOGADO MATRIMONIAL PARA DIVORCIOS COMPLICADOS

Este tipo de divorcios es bastante complejo, por lo que tramitarlos y llevarlos a cabo puede ser una tarea bastante difícil. Por ello, disponer de un buen abogado con experiencia en divorcios contenciosos puede ser un punto a favor.

Además, una gran ayuda para llevar el proceso de una manera más óptima. Por eso en Divorcity te ofrecemos la posibilidad de contactar con los mejores abogados de divorcios para que puedas sacar el máximo partido a esta situación. Puedes rellenar el formulario y contar con el abogado o abogada que más se ajuste a tus necesidades y circunstancias. Simplifica tus procedimientos.

PREGUNTAS FRECUENTES

Este tipo de divorcio es más largo dado que cada miembro del matrimonio debe contar con su propio abogado y procurador. Por lo que puede alargarse hasta los 8 o 12 meses según el juzgado.

Puede variar y puede depender de las circunstancias dado que hay diferentes partes a pagar. El abogado suele costar sobre 800 o 1600 euros y el procurador entre 200 y 400. Sin embargo, el precio puede aumentar notablemente si se tienen muchos bienes en común, hijos menores…

5/5 (1 Review)