header divorcio separacion 1 -

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE SEPARACIÓN Y DIVORCIO?

En la sociedad actual, muchas veces se utilizan los conceptos de separación y divorcio. No obstante, son diferentes. En líneas generales, el divorcio implica la disolución definitiva del matrimonio, mientras que la separación conlleva el cese de la convivencia entre los cónyuges, pero no se disuelve el matrimonio. Por lo tanto, en el divorcio ambas partes pueden volver a contraer matrimonio una vez el Juez dicta la sentencia firme.

Resulta interesante conocer cuáles son las diferencias entre separación y divorcio, así como los puntos en común que comparten.

¿QUÉ TIENEN EN COMÚN?

El punto en común más importante de la separación y el divorcio es que ambas modalidades implican el cese de la convivencia de los cónyuges. Es decir, las partes no pueden seguir viviendo bajo el mismo techo. Claro que los efectos no se limitan únicamente al fin de la convivencia. En cambos casos se diluye el régimen económico, de modo que se procede a la liquidación de los bienes del matrimonio, y el posterior reparto equitativo entre los cónyuges. La liquidación viene determinada por la fórmula económica del matrimonio. Si bien es cierto que existen ligeras diferencias entre divorcio y separación en este aspecto, los efectos son iguales en ambos casos.

Si el régimen económico del matrimonio era de bienes gananciales, la liquidación y posterior división de los bienes, tanto muebles como inmuebles, conlleva una mayor complejidad, lo cual alarga notablemente el procedimiento. Mientras, en la separación de bienes, todo resulta más sencillo.

En cuanto a los hijos menores frutos del matrimonio, no hay ninguna duda de que ellos son víctimas indirectas del fin de la relación de los progenitores. Tanto en el divorcio como en la separación, el Juzgado y el Ministerio Fiscal ponen en marcha todos los mecanismos para proteger a los menores y velar por sus intereses. Los cónyuges deben determinar la guarda y custodia de los hijos: en exclusiva para uno de los progenitores, o compartida.

En caso de custodia compartida, es fundamental llegar a un acuerdo sobre el régimen de visitas y la comunicación con el progenitor con el que no conviven habitualmente los menores. El progenitor que tiene la custodia en exclusiva es quien tiene derecho al uso y disfrute del domicilio familiar. Todas las medidas alcanzadas, tanto en el divorcio como en la separación, deben quedar reflejadas en el convenio regulador. Un documento legal que en el primero de los casos se presenta ante el Juez junto con la demanda de divorcio. Comienza a tener efecto desde el momento de su aprobación.

banner separacion 2 -

¿CUÁLES SON SUS DIFERENCIAS?

A continuación hemos recogido las diferencias más notorias entre separación y divorcio. Es importante conocer cuáles son, y saber de forma detallada en qué consiste cada uno de estos procedimientos judiciales.

FIN DEL MATRIMONIO

La principal diferencia entre separación y divorcio tiene que ver con la extinción del matrimonio. En el caso de la separación, ambos cónyuges cesan su convivencia y vida en común, pero no dejan de estar casados. En cuanto al divorcio, supone el cese definitivo del vínculo matrimonial, de modo que ambos cónyuges dejan de estar unidos legalmente.

REVERSIBILIDAD DEL PROCESO

El divorcio implica la disolución del matrimonio, de modo que, en caso de reconciliación por parte de los cónyuges, el proceso es irreversible. Por lo tanto, la única alternativa legal que existe en la actualidad para volver a estar unidos en matrimonio es la de casarse de nuevo. En cambio, como la separación no extingue el vínculo matrimonial, si la pareja se reconcilia, se puede volver a la situación anterior después de notificarlo al Juez.

NUEVO MATRIMONIO

Cuando los dos miembros de una pareja se divorcian, pueden volver a contraer matrimonio por la vía civil. Sin embargo, dado que la separación no implica la disolución del matrimonio, los cónyuges continúan estando legalmente casados, por lo que no pueden volver a casarse. De lo contrario, estarían cometiendo bigamia

PROCESOS PARALELOS

Una separación no implica necesariamente un divorcio, y viceversa. Muchas parejas optan en primer lugar por la separación ya que no saben si divorciarse, de modo que se toman la separación como un proceso de reflexión. Aunque esta práctica resulta menos frecuente, hay parejas que aún divorciadas legalmente, continúan viviendo en el mismo domicilio.

EFECTOS A NIVEL LEGAL

En la sociedad es frecuente hablar de separación, cuando en realidad se trata de separación de hecho. Es decir, ambos cónyuges deciden de mutuo acuerdo dejar de verse durante un tiempo, pero sin ningún tipo de intervención judicial. Por lo tanto, no existe ningún efecto a nivel legal. El divorcio simple implica la disolución del matrimonio, de modo que hay efectos legales.

¿CUÁNDO Y POR QUÉ HAY QUE ELEGIR UNO U OTRO?

Cuando una relación de pareja finaliza, en muchos casos ambos cónyuges optan por la separación. Cesan la convivencia bajo el mismo techo, y se toman un periodo de reflexión para decidir si definitivamente disuelven el vínculo matrimonial y, por el contrario, se reconcilian. Por lo tanto, cuando ambas partes deciden tomarse un tiempo, la mejor opción es la separación.

No obstante, en muchos casos ambas partes tienen totalmente claro que desean divorciarse. Lo mejor es iniciar un proceso de divorcio de mutuo acuerdo, en el que los cónyuges determinan las medidas a incluir en el convenio regulador, las cuales comienzan a tener efecto una vez el Juez aprueba la sentencia de divorcio. Si el divorcio es de mutuo acuerdo, el proceso es mucho más rápido y sencillo que en el procedimiento contencioso.

Por lo tanto, ante la pregunta de cuándo y por qué elegir uno u otro, depende de numerosos factores, como la relación de los cónyuges, y si tienen o no hijos menores en común.

PASOS PRINCIPALES DE CADA PROCESO

Divorcio

1. Aunque sea uno de los cónyuges quien ha tomado la decisión de divorciarse, lo mejor es llegar a un acuerdo amistoso para iniciar los trámites de un divorcio de mutuo acuerdo. El procedimiento es más rápido y económico.

2. En este tipo de divorcio, ambos cónyuges están asistidos por un único abogado y un solo procurador.

3. El abogado es el responsable de la redacción del convenio regulador, un documento legal en el que se especifican las medidas alcanzadas por los cónyuges de mutuo acuerdo. Luego, presenta la demanda de divorcio junto con la demanda de divorcio en el Juzgado.

4. Por último, si el Juez considera que las medidas estipuladas son beneficiosas para ambas partes, aprueba el convenio regulador y dicta sentencia.

Separación

1. La separación judicial de mutuo acuerdo debe contar con la voluntad de ambas partes. El único requisito que se maneja en la actualidad para solicitar la separación en el Juzgado es que hayan transcurrido al menos tres meses desde la fecha de la boda.

2. El abogado es el encargado de la redacción del convenio regulador, en el que figuran todos los acuerdos alcanzados por los cónyuges: guardia y custodia de los hijos menores, uso del domicilio familiar, pensión de alimentos, etc.

3. En caso de separación judicial contenciosa, el primer paso es la presentación de la demanda en el Juzgado. Además, hay que añadir un documento acreditativo de la situación económica y financiera de los cónyuges.

4. Una vez tramitada la demanda, la otra parte debe responder. Así, el Juez cita a ambas partes en un Juicio, al que deben asistir los abogados y procuradores. Si hay hijos menores, interviene además el Ministerio Fiscal.

5. Por último, el Juez dicta sentencia. En ella se detallan todas las condiciones y medidas que en adelante determinarán la convivencia

banner separacion abogados 2 -

¿QUÉ PUEDE APORTAR UN ABOGADO A ESTAS SITUACIONES?

Tanto en la separación como en el divorcio es de suma importancia contar con un abogado matrimonialista. Incluso si los cónyuges redactan el acuerdo de mutuo acuerdo ellos mismos, la ley establece que este documento legal debe ser presentado en el Juzgado por un letrado.

Si el divorcio es de mutuo acuerdo, ambas partes pueden estar asistidos por un solo abogado, lo que reduce de forma notable los costes del procedimiento. Si los cónyuges no tengan hijos menores en común, pueden llevar a cabo el divorcio de mutuo acuerdo ante notario. En este caso también deben estar obligatoriamente asistidos por un abogado.

Además, a la hora de redactar el convenio regulador, la figura del letrado es fundamental. En base al acuerdo alcanzado por los cónyuges, puede orientarles y asistirles sobre las medidas a incluir en este documento legal. De lo contrario, puede darse el caso de que el Juez considere que el convenio regulador resulta perjudicial para una de las partes y, en consecuencia, lo desestime.

Del mismo modo, el abogado es el encargado de redactar la demanda de divorcio, la cual debe contener una serie de puntos fundamentales: datos del matrimonio, datos de los hijos, voluntad de solicitar el divorcio, fundamentos de derecho y súplica al Juzgado.

Si estás interesado en la contratación de un abogado especializado en separaciones y/o divorcios, completa el siguiente formulario. Una vez enviado, un abogado matrimonialista de Legálitas se pondrá en contacto contigo para asesorarte y ayudarte en todo lo que necesites.

5/5 (1 Review)