header custodia compartida ninos 3 -

CUSTODIA COMPARTIDA

Cuando una pareja decide separarse o divorciarse y tienen hijos menores en común, su guarda y custodia es uno de los principales aspectos a determinar. En líneas generales, podemos diferenciar dos tipos de custodia. Por un lado, la custodia en exclusiva, que recae sobre uno de los progenitores. En este caso, es esencial fijar en el convenio regulador el régimen de visitas y la comunicación con el progenitor con el que no conviven habitualmente los menores. Y, por otro lado, la custodia compartida.

En primer lugar, es importante destacar la diferencia entre dos conceptos que se confunden con frecuencia: patria potestad y custodia. La patria potestad hace referencia a la representación y administración de los bienes de los hijos que no han alcanzado la mayoría de edad. Por el simple hecho de ser padre o madre, se tiene la patria potestad sobre los hijos hasta que estos cumplen 18 años, aunque hay diversas causas de privación. En cuanto a la custodia, se refiere a la convivencia habitual y cotidiana con los menores de edad. Así, en caso de separación o divorcio, ambos progenitores tienen la patria potestad de sus hijos, pero la custodia puede ser monoparental o compartida.

Resulta interesante conocer al detalle qué es la custodia compartida, quién la puede solicitar y todo lo que implica. Un régimen cada vez más solicitado por parte de progenitores que se divorcian o se separan, especialmente cuando el procedimiento es de mutuo acuerdo.

¿QUÉ ES LA CUSTODIA COMPARTIDA?

Una vez los progenitores se separan o divorcio, ambos pueden seguir manteniendo la custodia de sus hijos. Es lo que se conoce como custodia compartida. En este caso, la convivencia habitual de los hijos que no han alcanzado la mayoría de edad se atribuye a ambos progenitores, en igualdad de condiciones y derechos. Así, los hijos pasan con sus progenitores periodos alternos. En ocasiones, para no alterar el bienestar de los menores, son los progenitores quienes cambian de domicilio.

En los últimos años, la custodia compartida es una opción cada vez más extendida. En 2017, el último periodo del que se tienen datos fiables, el 30% de las custodias que se otorgaron en España fueron compartidas. Los expertos consideran que si la relación de los menores con ambos progenitores es positiva, este tipo de custodia es la más beneficiosa para su desarrollo.

Existen diferentes tipos de custodia compartida en función de dos factores: el domicilio en el que vivan los menores, y el tiempo que vayan a permanecer con cada uno de los progenitores.

Domicilio

  •  Fijo: en este caso, son los progenitores quienes cambian de vivienda cada cierto tiempo, mientras que los hijos permanecen siempre en el domicilio familiar.
  •  Rotatoriocada uno de los progenitores tiene su propia vivienda, de modo que son los menores quienes deben trasladarse de una a otra. Es esta la fórmula más frecuente. No obstante, para preservar los intereses de los hijos, es importante que siempre mantengan el mismo centro escolar y círculo de amistades.
  •  Coexistente: aunque es el caso menos frecuente, realmente es el que resulta más beneficioso para los menores, siempre y cuando los progenitores mantengan una buena convivencia. Ambos conviven en el mismo domicilio.

Periodo de permanencia

  •  Igual: lo más habitual es que se establezca el mismo periodo para que cada uno de los progenitores tenga la custodia de sus hijos menores. En función de las necesidades de cada familia y de sus circunstancias personales, se pueden establecer periodos semanales o más amplios, como semestrales.
  •  Diferente: en este caso uno de los progenitores tiene más tiempo para convivir con sus hijos. Es una situación relativamente frecuente cuando uno de los padres tiene por ejemplo que viajar con frecuencia por motivos laborales.
banner custodia ninos pequeños 2 -

¿CUÁNDO SE PUEDE SOLICITAR?

La custodia compartida se puede solicitar en caso de separación o divorcio de los progenitores. Lo mejor para no afectar emocionalmente a los menores, lo mejor es que los cónyuges lleguen a un acuerdo, iniciando así el procedimiento de separación o divorcio de mutuo acuerdo. Este proceso es más corto, barato y sencillo que el contencioso.

DE MUTUO ACUERDO

Así, en este tipo de casos, lo más habitual es que los padres soliciten la custodia compartida en el convenio regulador. El abogado es el encargado de su redacción y presentación en el Juzgado junto con la demanda de divorcio o separación. En el convenio regulador ambos cónyuges determinan todas las medidas a adoptar: liquidación de bienes matrimoniales, uso de la vivienda familiar, guarda y custodia de los menores, etc.

Antes de aprobar la sentencia de separación o divorcio en lo relativo a la custodia compartida, el Juez tiene en cuenta una serie de factores. En primer lugar, el informe emitido por el Ministerio Fiscal, responsable de proteger los intereses de los menores. En segundo lugar, la opinión de los hijos, siempre y cuando tengan entre 12 y 18 años. En tercer lugar, las alegaciones de los progenitores, así como su relación con los hijos. Y, por último, el informe de especialistas cualificados, si estos han sido solicitados.

Es importante valorar que los intereses de los menores no tiene por qué coincidir necesariamente con su voluntad. Por lo tanto, es el Juez quien debe valorar si sus deseos están influenciados de algún modo por uno o ambos progenitores, así como si tienen un grado de madurez suficiente.

CONTENCIOSO

De forma excepcional, puede ser el Juez quien solicite la custodia compartida de los hijos del matrimonio. Una situación habitual en un procedimiento contencioso, en el que uno de los progenitores la requiere. Así, si el Juez, con el informe favorable del Ministerio Fiscal, considera que es lo más beneficioso para los menores, acuerda la custodia compartida.

DESPUÉS DE LA APROBACIÓN DE LA SENTENCIA

Una vez aprobada la sentencia de separación o divorcio por parte del Juez, se puede solicitar la custodia compartida de los hijos menores, independientemente del tiempo transcurrido. Para ello, con la asistencia de un letrado, uno de los progenitores debe poner en marcha lo que se conoce como procedimiento de modificación de medidas, que puede ser de mutuo acuerdo, o contencioso.

Si ambos progenitores muestran su conformidad, pueden presentar un convenio regulador nuevo, en el que se especifica el cambio de régimen de custodia, siendo ahora compartida. En caso de que los padres no se pongan de acuerdo, el progenitor que desea solicitar la custodia compartida debe iniciar unilateralmente el procedimiento judicial de modificación de medidas.

CUSTODIA COMPARTIDA CON HIJOS Y SIN HIJOS

La custodia compartida únicamente tiene lugar cuando los cónyuges tienen hijos menores de edad. Hay quienes creen que este tipo de régimen evita el pago de la pensión de alimentos. Es importante destacar que este tipo de régimen de custodia no implica necesariamente que no haya que fijar una pensión alimenticia. Esta se concede en función de cuáles sean las necesidades concretas de los hijos, así como la situación económica de ambos progenitores.

Por lo tanto, si con la custodia compartida las necesidades económicas de los hijos quedan cubiertas no es necesario establecer ninguna pensión. Pero también puede ser que no, en cuyo caso se mantiene la pensión de alimentos.

CONVENIO REGULADOR

Un procedimiento de divorcio o separación de mutuo acuerdo resulta mucho más beneficioso, tanto para los progenitores como para los hijos. Este proceso es más rápido, y sencillo. Además, los cónyuges comparten tanto abogado como procurador, lo que supone un ahorro económico relevante.

Ambos progenitores, con la asistencia del letrado, redactan lo que se conoce como convenio regulador. Es un documento legal en el que se determinan todas las medidas alcanzadas en torno a diferentes aspectos, como la liquidación económica, la pensión compensatoria o la guarda y custodia de los hijos menores.

Una vez redactado el convenio regulador, el abogado es el responsable de presentarlo en el Juzgado junto con la demanda de divorcio. Posteriormente el Juez, con el informe favorable del Ministerio Fiscal, determina si la custodia acordada por ambos progenitores realmente favorece los intereses de los menores.

banner conectar padres 2 -

¿QUÉ OCURRE SI NO HAY ACUERDO ENTRE LOS PADRES?

Hasta hace no mucho tiempo, para acordar la custodia compartida ambos progenitores debían mantener una buena relación o, al menos cordial. Actualmente ya no es así. Por lo tanto, que los padres no se lleven bien no impide la adopción de la custodia compartida, excepto si la mala relación afecta de forma negativa a los hijos.

  •  Juez: si no hay acuerdo entre los padres, es el Juez quien decide el tipo de custodia, siempre velando por los intereses de los menores. Puede solicitar un informe legal elaborado por especialistas para decidir cuál es la mejor opción para ellos.
  •  Menores: los menores, siempre que tengan entre 12 y 17 años, pueden decidir si quiere vivir con los dos progenitores.
  •  Ministerio Fiscal: otra de las partes que intervienen en una separación o divorcio contencioso, en el que no hay acuerdo entre los padres, es el Ministerio Fiscal, responsable de proteger los intereses de los menores

Circunstancias que tiene en cuenta el juez:

El Juez tiene en cuenta una serie de aspectos y circunstancias:

  •  La relación que existe entre ambos progenitores y sus hijos que no han alcanzado la mayoría de edad.
  •  Siempre que los menores presenten la madurez suficiente, se tienen en cuenta sus deseos. los menores, siempre que tengan entre 12 y 17 años, pueden decidir.
  •  El número de hijos también es relevante.
  •  Otro aspecto a valorar es el cumplimiento de las obligaciones por parte de los progenitores con sus hijos.
  •  La relación que existe entre los padres.
  •  En caso de requerir informes adicionales, el Juez toma en consideración los resultados de los mismos.
banner tramites papeles 2 -

PREGUNTAS FRECUENTES

Si los progenitores no pueden alcanzar un acuerdo, es el Juez, a petición de uno de los padres, quien se encarga de determinar el régimen de guarda y custodia de los menores. Por lo tanto, cualquier de los progenitores puede solicitar en el Juzgado la custodia compartida de los hijos.

Son muchos los que creen que cuando el régimen de custodia es compartida, automáticamente se elimina la pensión de alimentos. Pero realmente no es así. Aún así, la situación más común es que cuando se aplica este tipo de régimen, ambos progenitores compartan los gastos de los hijos a partes iguales, sin incluir la pensión alimenticia.

Los menores solo pueden estar empadronados en un único domicilio, de modo que deben empradronarse donde pasen la mayor parte del tiempoSi ambos progenitores pasan el mismo tiempo con sus hijos, son ellos quienes deben elegir el domicilio donde desean empadronar a los menores.

Si estás interesado en iniciar un proceso de separación o divorciocompleta el siguiente formularioUn abogado matrimonialista de Legálitas se pondrá en contacto contigo de forma inmediata para ayudarte en todo lo que necesites. De esta manera podrás disponer de la mejor atención posible para resolver tu situación.

5/5 (1 Review)